Bizcocho de naranja con stevia

El otro día compartimos como hacer bizcocho de zanahoria con stevia, hoy le traemos otra receta de postres caseros, pero esta vez, es un riquísimo bizcocho de naranja sin azúcar.

Receta casera bizcocho de naranja sin azúcar

Ahora detallaremos como elaborar esta deliciosa y saludable receta bizcocho naranja stevia. Recuerda que puedes ver esta y otras elaboraciones en nuestra sesión Recetas con stevia.

Ingredientes bizcocho de naranja con Stevia

  • ½ naranja.
  • 1 yogur natural de 125 ml.
  • 10 g de levadura de repostería.
  • 100 g de leche desnatada con omega-3.
  • 15 g de Stevia.
  • 250 g de harina de repostería.
  • 3 huevos talla L.
  • 80 g de aceite de oliva virgen extra.
  • La ralladura de 1 naranja.
  • Una pizca de sal.

Cómo hacer bizcocho naranja y Stevia

Antes de comenzar con la preparación, queremos recomendarte que, para conseguir más esponjosidad en el bizcocho, montes las claras aparte y las mezcles una vez montadas con el resto de la masa. ¡Comenzamos!

  1. Lo primero será, precalentar el horno a 170ºC.
  2. Ahora, lava bien la naranja y sécala.
  3. Ralla la piel de la naranja, sin llegar a la parte blanca.
  4. A continuación, pela media naranja, quítale toda la parte blanca y pártela en trozos pequeños.
  5. Separa las claras y las yemas. Reserva las claras.
  6. En un bol pon las yemas, la media naranja que troceaste y la stevia, bate durante 9 minutos con una máquina de varillas.
  7. A la mezcla anterior, añade la leche y bate unos segundos.
  8. Hecho lo anterior, ahora incorpora el aceite, y vuelve a batir 10 segundos.
  9. Agrega la levadura, la ralladura de naranja y la harina tamizada. Bate la mezcla durante 1 minuto.
  10. Monta las claras con una pizca de sal. ¡Recuerda el consejo!
  11. Una vez montadas, incorpora en dos veces la masa anterior y mezcla.
  12. Ahora, con un poco de aceite de oliva virgen extra engrasa el molde.
  13. Echa la masa en el molde y hornea durante 45 minutos aproximadamente.

Mientras esté el bizcocho en el horno, no debes abrir la puerta. Cuando falten 5 minutos, debes comprobar que este hecho, para ello, pincha el bizcocho con la punta de un cuchillo y si sale sucio es que todavía está crudo, déjalo más tiempo y vuelve a comprobar unos minutos más tarde. ¡No mucho! ¡Que se quema!

Cuando ya esté templado puedes retirarlo, desmoldarlo y colocarlo sobre una rejilla. Cuando esté frío estará listo para comer.